Feeds:
Entradas
Comentarios

 El Ayuntamiento de Madrid cerró 2014 con un superávit de 1.389 millones de euros, tuvo un remanente de tesorería de 368 millones de euros y redujo su deuda en más de 1.000 millones.

Una de las consecuencias positivas de estos datos es que el Ayuntamiento podrá destinar 50 millones de euros adicionales a financiar nuevos proyectos de inversión en la ciudad, que se sumarán a los 345 millones de inversión previstos para este año.

De esta forma, la inversión para proyectos de mejora en Madrid entre 2014 y 2015 superará los 750 millones de euros.

Anuncios

En los últimos años, el Ayuntamiento de Madrid ha realizado una gestión presupuestaria seria y eficiente, que ha permitido equilibrar las cuentas y garantizar la sostenibilidad.

Una vez alcanzado este objetivo, el Ayuntamiento ha querido que los madrileños se beneficien directamente de los resultados de ese esfuerzo, cumpliendo así con el compromiso, que siempre ha estado presente en el Gobierno municipal del Partido Popular, de bajar los impuestos en cuanto fuera posible.

Empezamos a hacerlo en 2013 y ahora hemos puesto las condiciones necesarias para que los impuestos sigan bajando en 2016. Las medidas previstas tendrán un coste para el Ayuntamiento de 250 millones de euros, que se van a quedar en los bolsillos de los madrileños. Si sumamos los 340 millones que el Ayuntamiento está dejando de ingresar por las rebajas aplicadas hasta el momento, la cifra asciende a casi 600 millones de euros, que sin duda van contribuir a la recuperación de la actividad económica en la ciudad.

En concreto, el año que viene se va a reducir el IBI un 20% de media, hasta niveles de 2011, de forma que queda anulado el incremento que supuso la Ponencia de Valores aprobada ese año. El ahorro será de casi 80 euros por vivienda.

Se rebaja también la plusvalía y se amplían las bonificaciones en el ICIO y en las tasas urbanísticas.

Estas medidas son la culminación de un plan de rebajas fiscales que empezó en 2013 con la bonificación el 95% del ICIO para emprendedores, la concesión de aplazamientos y fraccionamientos sin garantía para deudas de hasta 18.000 euros y el mantenimiento de las bonificaciones en el IAE para nuevas empresas, para las que crean empleo y para las que tienen pérdidas.

Un año más tarde, en 2014, bajamos la tasa de basuras un 12%; aplicamos una bonificación del 95% en el impuesto de plusvalía para las herencias de vivienda habitual y en este impuesto, además, eliminamos el requisito de convivencia con el fallecido.

Y en 2015 hemos suprimido la tasa de basuras; hemos congelado el IBI y aumentado las bonificaciones de este impuesto para las familias numerosas; hemos reducido el 10% del impuesto de vehículos; hemos reducido la plusvalía hasta un 50% en las transmisiones inter vivos y hasta un 96% en las mortis causa y hemos congelado todas las tasas y precios públicos.

Estas medidas han supuesto la reducción de la presión fiscal en Madrid por primera vez en 10 años.

La Agencia de calificación Standard&Poors acaba de presentar un informe que valora muy positivamente la gestión económica que estamos haciendo en el Ayuntamiento de Madrid.

El escrito que la agencia publicó el pasado 16 de enero mejora su calificación de la gestión financiera del Ayuntamiento, que pasa de “sólida” a “muy sólida”. Muy sólida consideran también la economía de Madrid, con un PIB per cápita en la región que es de 130% la media española.

Entre otros factores positivos que favorecen la solvencia de la ciudad, destacan los buenos resultados presupuestarios y la sólida consolidación fiscal, basada en prácticas presupuestarias prudentes y el fuerte compromiso de reducción del nivel de deuda.

El informe alaba los esfuerzos de control que se han hecho y que, según subraya la Agencia, han superado de lejos los requisitos del gobierno central. Además, anticipan que Madrid continuará registrando buenos resultados presupuestarios.

Leer el informe completo. STANDARD AND POORS ENERO 2015

La revista Ejecutivos ha publicado, en su número correspondiente a diciembre 2014-enero 2015, una entrevista en la que hago un repaso sobre la realidad económica de la Ciudad de Madrid. Podéis leerla en el archivo adjunto.

EJECUTIVOS DIC 2014

El proyecto de presupuesto del Ayuntamiento de Madrid para 2015 puede consultarse en la página web del Ayuntamiento. También está disponible un resumen con sus principales datos, al que podéis acceder desde aquí:

http://www.madrid.es/UnidadesDescentralizadas/Presupuestos/PresupuestosAnuales/Ppto2015/Proyecto2015/FicherosProyecto2015/presupuesto2015-portada.pdf

La estabilidad presupuestaria ha sido desde 2012 la misión –casi obsesión– del Equipo de Gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid, porque estamos convencidos de que es beneficiosa para los madrileños. El tiempo nos ha dado la razón. Conseguir la estabilidad de las cuentas nos ha permitido reducir por primera vez en una década la presión fiscal a los madrileños y dejar en sus bolsillos 340 millones de euros que, sin duda, van a ser un importante factor de crecimiento para la economía madrileña. Así, el año que viene, los madrileños pagarán un 10% menos en impuestos locales, lo que se traduce en una reducción media de 62 euros por familia. 

Por eso, porque hemos demostrado que la estabilidad presupuestaria es beneficiosa para los ciudadanos, hemos querido garantizar su mantenimiento en el presupuesto para 2015. Hay varios datos en este presupuesto que nos permiten afirmarlo. Uno de ellos es la significativa reducción de la deuda. El año que viene la deuda se reducirá en 876 millones de euros, de tal forma que a finales año se situará en torno a 5.000 millones de euros. En consecuencia, se reduce también el coste que ésta representa para los madrileños: por primera vez en cinco años, desciende la carga financiera.

Por el contrario, se incrementa el gasto destinado a financiar servicios, el gasto en distritos y las inversiones, que crecen un 21% con respecto a 2014. Si sumamos las inversiones que va a realizar directamente el Ayuntamiento  y las que realizarán las empresas concesionarias de los contratos integrales de Medio Ambiente, Madrid se beneficiará de 346 millones en inversiones. De esta forma, entre 2014 y 2015 la inversión promovida por el Ayuntamiento en la ciudad superará los 700 millones de euros. Esto supone un cambio de tendencia en esta partida, que se había ido reduciendo progresivamente desde 2008.

En definitiva, el presupuesto para 2015 constituye la exitosa culminación de un proceso que comenzó en 2012 y que nos ha permitido poner en positivo el signo de las principales magnitudes presupuestarias, amortizar 3.000 millones de euros de deuda y reducir a menos de 5 días el periodo medio de pago a proveedores. Y constituye también la demostración fehaciente de que las medidas que hemos ido adoptando en estos años eran las correctas. El resultado es que nadie tendrá que cuadrar las cuentas en el futuro, porque ya las hemos cuadrado nosotros.

Por primera vez en 10 años, los madrileños van a ver reducida la presión fiscal. La estabilidad de las cuentas municipales va a permitir al Ayuntamiento rebajar los impuestos en 2015 más allá de lo inicialmente previsto, con una serie de medidas que van a suponer un ahorro medio de 62 euros por familia, esto es, un 10% menos que en 2014. De esta forma, el gobierno municipal del PP cumple con su compromiso de devolver, en el momento en que ha sido posible, parte del esfuerzo que en estos años de crisis ha pedido a los madrileños.

En concreto, el próximo año se eliminará la tasa de basuras (lo que para una vivienda media supondrá un ahorro de 48 euros anuales), y se reducirán el impuesto sobre vehículos y la plusvalía (con una rebaja que puede llegar a cerca del 50% en las transmisiones inter vivos y hasta el 96% en las herencias). Además, se congelará el resto de los tributos y precios públicos, incluido el IBI para 3 de cada 4 viviendas. Se actualizará la bonificación en este impuesto para las familias numerosas, que pueden llegar a ver reducido su recibo hasta un 65%. Se mantendrán las bonificaciones existentes en el Impuesto de Actividades Económicas, tanto la destinada a empresas que creen empleo como la de empresas con pérdidas, así como el ICIO para emprendedores y la ayuda a familias con escasos recursos para el pago del IBI.

De esta forma, la fiscalidad de Madrid se reduce una media del 10%, situándose en niveles de 2012. Si el resto de las grandes ciudades españolas (Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga y Murcia) mantienen su fiscalidad actual, el año que viene Madrid tendrá la menor presión fiscal de todas.

Todas estas medidas suponen 340 millones de euros menos para el Ayuntamiento. Ese dinero se quedará en el bolsillo de los madrileños, que es donde creemos que debe estar, y servirá para contribuir a la recuperación económica y la creación de empleo.